Translate

lunes, 11 de mayo de 2009

Días grises...



"Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy.
El río anuda al mar su lamento obstinado".

En días grises -como este-
mi alma navega en los abismos del olvido.
Y se agarra, y se aferra a todo lo verde del acantilado…
Raíces, arbustos; todo sirve, para no olvidarte.

No quiero vaciar mi alma de ti
Aunque todo en ti, fue naufragio!

Extraño tu "torpeza", tu inseguridad
disfrazada de carácter…
Tus besos apurados…
Extraño todo de ti.
Tus celos, por dormirte en las distancias…
Tu “juego” de ajedrez distorsionado…
Tu amor –a pesar de ti mismo- de mi misma, y de todos.

Pero, “todo te lo tragaste, como la lejanía,
como el mar, como el tiempo…
todo en ti, fue naufragio!”




* Los textos en comillas, son fragmentos de la "Canción desesperada", de Pablo Neruda.

3 comentarios:

Edgardo dijo...

Compañera, amiga, hermana como siempre es un placer leerte, saberte cerca, luchando como siempre. Estoy preparando un mail para mandarte, es que nunca termino de encontrar el hueco que me de el tiempo de armarlo, pero en fin, este no es el lugar ni el momento para comentarte esto.

Que poesía triste, en esta no le he dado más interpretación que aquellas que tus palabras muestran. No es que este falto de imaginación, ni que este pensando en otras cosas, mucho menos que tus palabras no sean bellas y claras, dolorosas y reales, ocurre que me ha puesto triste sentir la distancia, la ausencia, la memoria y la necesidad que esas palabras desprenden y me han dejado en blanco masticando mi bronca, mi ausencia, mi faltas y mis distancias.

Hay días que son realmente grises, donde los colores se pierden tenidos de vacío, otoño y ausencia. ¿Cuántos recuerdos traen estos días? ¿Cuántas manos desencontradas? ¿Cuántas luchas perdidas? ¿Cuántos rostros abandonados? La nostalgia se hace fuerte, y los sueños se mezclan con los fracasos sumiéndonos a un estado de sopor infinito. Ten cuidado cuando navegues por los abismos del olvido, puedes caer en ellos y te puede llevar la corriente y puedes perderte en el pasado, suicidándote en el presente.

Todo sirve para no olvidar, estoy de acuerdo, pero lo más importante esta dentro de nosotros, los recuerdos que anidan en nuestro centro, que si bien se pierden, se confunden, son reticentes a salir, están en nosotros.

Que penan son los naufragios, pero de ellos se aprenden, por eso no hay que olvidarlos, ni lo bueno fue en vano, ni lo malo fue decadente. Debemos tener siempre presente lo que fue, para saber lo que somos hoy y lo que son las cosas que nos rodean. Hombres, mujeres, luchas e ideas, todo en el fondo es lo mismo. Tenemos una capacidad de amar increíble, y una capacidad de sufrir directamente proporcional a ese amor que entregamos.

Que extraño los recuerdos que vienen a nuestra mente, esos detalles imperceptibles para todos, son para nosotros un gran tesoro. Desde el ser más pequeño hasta la campaña más extraordinaria, en todos los casos recordamos extraños momentos, formas, actos, guiños, tic.

Que bueno es atesorar esos recuerdos, aunque a la distancia, a veces se pierdan, a veces se lloren, a veces se insulten, a veces se maldigan, a veces nos duelan tanto y nos asfixien.

Y todo se termina, todo se acaba, aunque no se pierde, que ahora hablemos de esto lo demuestra. Allí estará, con el o con eso se habrá ido todo eso que alguna vez construiste (construimos).

A la espera de nuevos puertos, nuevas tierras, a la espera que el sol salga de nuevo y llene de colores las formas, esperaremos, como siempre, con recuerdos, promesas, análisis, emociones a que el viento cambie y arrastre los nubarrones y los restos del “naufragio”.

Como siempre es un placer entrar a tu casa (por lo menos a través de este salvoconducto virtual), gracias por permitirme ser testigo de tus momentos.

Te dejo como siempre un abrazo inmenso y fraterno, cargado de todo el cariño que puedas imaginar.

HologramaBlanco

Jovimo dijo...

Que será de estos días grises que nos invitan a compartir con la nostalgia y la tristeza, que será se esos días grises que un día se llevo eso tan infértil parecido al amor…

Pd:Un abrazo fraterno amiga y te ivito a compartir mis pecados en
http://confesionesdeunangelhechohombre.blogspot.com/

caselo dijo...

Mi Nori y pensar que en esa imagen que tiene en su cielo hay tanto verde que dan ganas de abrazar la esperanza. Cortas palabras pero de corazón para decirle cuanto la quiero y extraño.

Un abrazoteeeeeeeee

Carlos Eduardo