Translate

miércoles, 4 de marzo de 2009

8 de Marzo.

 
Ay papá, tú sabrás entender nuestra existencia plana… Tómalo con cariño, qué de pura ternura he cometido esta tremenda carta.
 
Tú tienes la frente amplia, tu corazón agrario… 
Qué por mí, cuando sea preciso, te juegas el pellejo, no lo niego, no dentro a medir eso. Qué te he visto aguantado atropellando el tiempo. Cuando apiño mis sueños, lo hago sin rebeldías… sin sublevo; lo hago así, con tristeza… pero con esperanzas, en tu conciencia abierta. Y tú, a veces, tan alzado del genio…? Antes de defenderte, si te incumbiera hacerlo; mira un poco por dentro. Mi carta es pa´ un amigo, que no quiero doblarte. De enemigos, es ley; se tanteen en fuerza… Y sin recelos padre, que el Amor, nada pierde, si es que subo la frente. El Amor, solo gana, si de la misma altura, respetamos este paisaje humano, perpetuo de la Vida. 
Quiero sentir tus ojos de esperanza, brillantes de esperanzas, de ese mañana puesto, en mis manos pequeñas. Déjame ser al menos, esa ilusión de sangre que le hiciste a la muerte. Quiero ser brazo armado, quiero ser un galope, quiero ser la mujer buscando mi Conciencia. Condicionan mi vida, me entregan un “instinto maternal", que le dicen; incubado a muñecas. Y algún padre -tú sabes- nos rechaza en silencio, por brotar “incompletas”… 
Debe ser la inocencia –que no digo, ignorancia- que hasta hoy, que se sepa; es el hombre en su ser, quién determina el sexo. Nos regalan cocinas, cacerolas pequeñas… y entre plato y cucharas, otra vez la muñeca. No quieren que me ría, con esa risa abierta; no encaja en el sistema! Debo ser señorita. Y cuando el hijo hombrecito, se desgancha la ropa? Justifican el hecho...  destino de cachorro. ¿Es que yo, nací vieja? ¿Qué pasaría padre, si un día no lejano, no imperara la fuerza? ¿Qué harás con tus lagartos; cuando algún argumento, no se defina a gritos, ni golpeando la mesa? ¿Qué pasará más tarde, cuando un arma liviana, se acomode a mis manos compartiendo trincheras? Yo no vengo a pedirte que reprimas al macho, que engendraste como hijo; tú hijo predilecto. Muéstrale la cocina, los platos, la bajilla… ¿O que no es digno en él, conocer las pamplinas? … Y si no es digno en él; ¿por qué es propio en tu hija? ¿O soy segunda clase, aplastada en la vida? Sale a ver los juguetes que existan pa´ las hijas… Y te va ha dar vergüenza, de este destino oscuro, acordado a las niñas. Que hasta la “voz sagrada” –que le dicen- de Roma, nos niega el ser humano. Divino para “otros”, de oficiar una misa… de andar por ahí, no más, “perdonando pecados”. ¿O es que en la fe de un hombre, hay más fe que en la mía? … Es verdad, soy mujer; y tengo menos fuerza. Ay padre! Si supieras… en tu mundo de machos, lo que cuesta ser hembra… Comparada la tierra, comparada la luna… Yo, quisiera ser Sol y calentar tu vida. Llenarte y preñarte los ojos, de tibieza y salitre, de frutales y andamios, de Ciencias y herramientas… Si consigo vivir, en la luz de mis días… Yo seré, en el colegio, la calle, la vida… Tan entera y jugada, que cualquier hijo macho, barba y torso cuadrado superando a la vida. Tengo también derecho ser la mano certera, no me tomes por débil! Si no hombreo muy fácil el quintal de la vida. 
Que si miro mi vieja… consumió su destino; orillando cazuelas… Y en lo lento del tiempo, su corazón campana; se le ha ido volviendo de muñeca de trapo, hasta ovillo de lana. Exijo para mí, un destino de flecha! Y en mí mano, la igualdad de la lanza, la igualdad del salario, mi lugar en lo humano! Y mirar en tus ojos, el orgullo de ver como crecen mis pechos. Y al montar a caballo, no andar a media rienda. Quebremos el sistema, que me tiene dormida… Y estaremos, las mujeres y hombres; codo y hombro, en la lucha! ¿Qué haremos padre, dime? ¿De qué puede servir todo ese Mundo Nuevo que buscas pa´ los machos, si una mitad humana, se va quedando fuera? Va llegando el momento que cumplas tu destino. Ha llegado el momento, que por tu hija hembra, te juegues el pellejo! No lo hago por “alarde”:  Sostener en el vientre, levantar en la vida, de la infancia hasta arriba, el recambio de manos, pa´ engordar los talleres! Mi vida “improductiva”, pone la sangre joven, multiplica los brazos! Pal´ bien aprovechado patrón universal, mercado del trabajo! 

Alguien puede decirme que no escriba a mi padre, cosas que hay que amarrar solo entre las mujeres. Que tú, también papá, vendrías mal formado, enfermo de machismo! Pero también nosotras, andamos derramadas… de cariño, en cariño. Amarrada a los hombres, por todos los caminos. Y no te pido nada, porque de ti, aprendí: “Que el patrón, nada otorga... Si lo que deseamos, no se gana en la lucha. Como el Derecho a Voto, que valió tanta vida! De fuerza, de esperanza, de lucha y contra lucha! Al final, se me antoja; que soy de gestos mansos. Si empujada a rigores, cobijo rebeldías! 
De plano, entro a comprender; que la ley, con ser pareja, han sabido perpetrarla a espalda y en contra mía. Y no estoy resentida, y a ti, te quiero siempre, y te quiero bien fuerte! 

Espero tu respuesta. Tu hija, que te quiere. 

********************************************************************

Esta es una copla, sencillamente maravillosa. Más maravillosa aún, porque es realizada por dos hombres maravillosos, que en un acto de sensibilidad, amor y empatía con nuestro género, nos han dedicado esta Obra Maestra, como es 8 de marzo. Ellos son: Quelentaro (Hermanos del viento), un dúo del sur de mi país, oriundos de Angol, pueblo ubicado en la IX región de la Araucanía, cercano a Temuco (mi ciudad natal). Si tienen la oportunidad de escucharlos; háganlo, se los recomiendo. Son sencillamente maestros dentro de su arte. Son cantores populares, que rescatan lo más pulcro de la esencia del pueblo campesino, del hombre y la mujer humilde. 

De antemano, les doy infinitas Gracias por tan bello homenaje.

5 comentarios:

caselo dijo...

Cumpa me estremeció. Y es que todavía impera la supuesta "ley del más fuerte". Y digo impera no porque el macho sea el que solamente deba portar las armas o partir la leña. No mi niña. Alguna vez escuché que latinoamérica es un continente de mujeres porque ustedes han sido las que han luchado de verdad por mantener viva la esperanza. Cuanto caminar para llegar a todos lados. Y no les basta simplemente con llevar la vida en sus vientres. La multiplican en las miradas, en las palabras, en las manos que también portan armas, estandartes y cortan la leña. Por eso me encantó el homenaje de Qulentaro y la forma de compartirlo con nosotros.

Un fuerte abrazo de oso y un besito de mago

Carlos Eduardo

Armida Leticia dijo...

Un saludo desde México y un abrazo amistoso.

María Marta Bruno dijo...

Qué belleza eso de cometer una carta por pura ternura!!

Un bello texto, resignificado por estar en la voz de dos hombres...

8 de marzo: "Exijo para mí, un destino de flecha!
Y en mí mano, la igualdad de la lanza, la igualdad del salario, mi lugar en lo humano!"

Que tengas un lindo Día de la Mujer Trabajadora

De Angel a Hombre dijo...

Hermoso texto el que comparte con nosotros galactica compañera, e vuelto, de apoco pero e vuelto, aunque le comento que se me pelaron tres cables de la cabeza en la vacaciones...todo mal...

En fin, todos los dias son de las mujeres, ya que todos los dias son:

MUJERES
ABUELAS
MADRES
HIJAS
HERMANAS
ESPOSAS
COMPAÑERAS
Y lo mas importante cada un minuto hay una que esta dando a luz a una criatura, permitiendo a la vida seguir su curso.

Un beso y un abrazo fraterno como señal de respeto a su genero, querida compipa...

Edgardo dijo...

Y tu papa no puede mas que estar orgulloso de la hija a la que le dio vida, y no puede mas que entender todo lo que decís y ponerse al final de cuentas de tu lado, si con solo mirarte a los ojos puede ver brillar fuerte el fuego de la lucha que supo asumir, el compromiso que ofreció al pueblo y las razones verdaderas que esgrimen tus palabras, no puede mas que ver lo maravilloso de tu existencia, del genero al que perteneces.

Mientras exista una mujer como vos, la lucha tendrá una guerrera sin igual y la certeza de que se puede ganar. Mientras existan tantas mujeres que intentan cambiar el mundo, su realidad, habrá esperanza de cambio, y ejemplos concretos de lo equivocado que estmos todos del trato que se le da a las mujeres.

Mujer que tienes las manos llenas de fuerza, de justicia, que sabes trabajar la tierra, el hogar, los sueños, que manejas sin igual todo lo que encuentras a tu paso, que eres ingenuidad, idea, fantasía, habla, grita, propone, impone esta verdad absoluta, que eres igual al resto de los hombres, con tus diferencias, pero igual en esencia, en existencia y por lo tanto te mereces tener un trato semejante, todas esas posibilidades que tiene el hombre y que a vos te quitan.

Tu papa no puede mas que estar orgulloso de la hija que tuvo, y debe darse cuenta que gracias a vos que sos mujer (y gracias a Dios o al que sea, lo eres) él trasciende el tiempo a través de tus acciones, de tus palabras, de tu dedicación, y sos el fiel ejemplo que esta equivocado (que el resto de los hombres estamos equivocados cuando tratamos con indiferencia o menospreciamos a una mujer).

“El Amor, solo gana, si de la misma altura, respetamos este paisaje humano, perpetuo de la Vida” El Amor solo gana si nosotros le damos paso y si nos damos cuenta que todos somos iguales.

Eres Mujer buscando Conciencia, y yo te digo que eres la Conciencia misma con solo verte.

Lastima que La Mujer este coartada por todos sus frentes, engañada, mancillada, prostituida, olvidada. Mujer no reniegues del don que Dios te dio, pero que nadie te obligue a usarlo, que ese no se convierta tu único fin, porque eres mas que una madre, eres mas que un vientre perfecto, que unos pechos llenos de leche, que nadie te diga lo contrario, no te confundas, no tengas miedo de pensar otra cosa. Ni eres más Mujer por concebir un niño, ni menos mujer por no hacerlo. Un hombre no es menos hombre por no tener un miembro, ni por no quererlo usar, ni por no mostrar su fuerza, ni abusar de los que no tienen fuerza, ni se es menos hombre si llora, o quiere, o agradece.

Que nunca se avergüencen las mujeres por nacer mujer, que condición tan perfecta, somos lo que somos y eso esta bien. Que pena que alguien no pueda explotar todas sus virtudes por pertenecer a una clase, a un genero, a una raza. Todos tenemos muchas cosas por hacer, por decir, por conquistar, nadie puede impedirlo hacerlo, y nuestra condición no es imposibilidad, ni retrazo, ni inferioridad.

¿Quién establece las reglas? ¿Quién puede decir lo que esta bien o esta mal? No se dan cuenta del daño que le provoca al mundo este tipo de actitudes, de costumbres, de protocolos.

Por suerte los hombres no pudieron doblegarte hermana mía, entrañable amiga, perfecta compañera. Tu padre no puede mas que entenderte después de todo, de eso estoy seguro, y con vos, mas allá de errores (si pudo tenerlo) ha hecho una gran persona, una excelente mujer, mas allá que prefiriera a uno y no a otro, mas allá de repetir la misma ecuación que cometen todos. Ojala no lo hubiera hecho, pero así somos, el hijo a la calle, la mujer a la cocina.

Por suerte las mujeres tiene fuerza suficiente para poder cruzar todas las puertas (se que eso lastima demasiado y muchas quedan en el camino, pero realmente son ejemplo).

Perdona a todos los hombres que confunden los roles, pero esta en la naturaleza de las cosas. Es eso lo que tenemos que cambiar, es eso por lo que tenemos que luchar, por trastocar los ordenes preestablecidos, en eso estamos, todos tenemos que aprender (y yo como hombre debo hacerlo también).
No hablemos de la Iglesia, un lugar mas retrogrado que ese no existe (al margen de la religión en sí). Todos somos iguales, aunque eso no se respete realmente ni dentro ni fuera de la iglesia.
Puedes hacer todo lo que quieras, a todas las mujeres, hagan todo lo que quieran, que sus limites sean los que ustedes mismos se impongan, no hay quien diga que unos deben jugar pelota y otras con muñecas, que los hombres son soldados y las mujeres simplemente cocineras, que no hay medicas, sino enfermeras, que su lugar es la casa y nada mas que la casa, quien dice que deben ganar menos, o no pueden perdonar pecados.

“Yo seré, en el colegio, la calle, la vida… Tan entera y jugada, que cualquier hijo macho, barba y torso cuadrado superando a la vida. Tengo también derecho ser la mano certera, no me tomes por débil! Si no hombreo muy fácil el quintal de la vida”… puedes hacer eso y mucho mas, puedes tener menos fuerza que un hombre, pero que increíbles que sin embargo, con tantas cosas encontrar, puedas sin embargo levantar las bolsas, pelear batallas, presentar ideas.

¿De qué puede servir todo ese Mundo Nuevo que buscas pa´ los machos, si una mitad humana, se va quedando fuera? Es verdad amiga, si alguien queda fuera de ese Mundo Nuevo, entonces no es tan Nuevo. Todos son los que deben tirar para un mismo lado, todos vamos a salir de este poso, juntos, dejando atrás esas diferencia que siempre excluyen, lastiman, comprimen.

No debe haber manos improductivas, porque todos podemos hacer algo, y todos podemos ocupar los mismos lugares, los mismos cargos, es mas, debemos hacer esto si queremos salir adelante.

En Latinoamerica hay millones de ejemplos de lo que es ser mujer, de las cosas que pueden hacer, gracias a ustedes tenemos una posibilidad todavía, son ejemplo de lucha, de vida, de amor, de compromiso.

Yo no dudo de tus cualidades y no creo que alguien pueda dudarlo también, aunque los hombres sigan comportándose como lo hacen.
Te dejo este beso infinito, estas gracias por ser como sos, te admiro mucho. Es increíble la mujer que sos y un honor conocerte.

Te quiero mucho.

HologramaBlanco