Translate

lunes, 23 de marzo de 2009

"Día del Joven Combatiente".

Pensar, hablar o escribir del 29 de marzo, de su significado, desde mi visión, (no las de “otros”) no es cosa fácil para mí. Alguien podría decirme; ¿y para qué lo haces entonces? E incluso podría no hacerlo. También podría intentar componer un “poema” al respecto, o buscar algo que interprete un poco mi sentir, (para no comprometerme en algo tan delicado) pero no lo haré. Por un tema de consecuencia y Conciencia, escribiré. Diré mi punto de vista, lo que siempre he pensado, lo que he dicho en público y en privado.
Hablaré de un 29 de marzo gris, verde olivo, marrón, bordeó, rojo y negro. 

Hablaré del "Día del Joven Combatiente". 

En Chile, se ha fijado esta fecha como una manera de conmemorar una de las muertes más significativas (por tratarse de dos jóvenes hermanos) asesinados en los últimos años de dictadura -29 de marzo de 1985- en un lugar llamado Villa Francia, sector sur poniente en Santiago de Chile -los hermanos Vergara Toledo- y de esta manera, también conmemorar a toda una generación de jóvenes que derramó su sangre en tiempos de dictadura. 
Mención especial para el FPMR en esos años. Villa Francia, tanto como la Legua, la Bandera, la Victoria, por nombrar las más relevantes, fueron las poblaciones más combativas en el tiempo de la dictadura de pinochet. Fueron el pueblo, en la calle, fueron la “hoguera ingenua contra las fieras” (como dijera Queletaro). Los fundadores de estos sectores populares han sido emigrantes campesinos e indígenas, que entre los años 50 y 70, emigraron a la ciudad en busca de mejores oportunidades de vida, tanto laborales para ellos, como educacionales para sus hijos. Históricamente, a los pobres, a los indígenas, los campesinos, se les ha echado de todos los lugares. Eso, ha pasado en todas partes del mundo, y Chile, no sería la excepción. Menos en esos tiempos, en los cuales la protección social, era menos que precaria, el egoísmo de los que tenían más, siempre ha estado en alza… Y el Pueblo, siempre solo. 
Así, estos sectores que he nombrado, fueron alzados en tomas de terrenos. A viva fuerza, exponiendo la vida de cada uno de sus ocupantes, aguantando atropellos y marginaciones sociales, que hasta el día de hoy, siguen en pie. La única vez que los “marginados” de mi Chile, han tenido la ilusión, la luz, el derecho de un sueño propio, de ser iguales, de un tener “Derecho de Vivir en Paz”, sin que nadie los eche de ningún lugar; fue en el gobierno de la Unidad Popular, encabezado por el Socialista Salvador Allende. Y es por eso, que desde el criminal y cobarde golpe de estado de 1973, estos barrios, sufrieron y siguen sufriendo la persecución y el estigma de por vida, de ser llamados “delincuentes”, revoltosos, rebeldes, marginales, “resentidos sociales”, etc. Aún se margina al joven que con mucho esfuerzo ha intentado romper el círculo de la pobreza y marginación, a través del estudio. Al momento de presentar sus antecedentes en un supuesto “futuro lugar de trabajo”, ya sabe lo que tiene que hacer; debe mentir en su dirección de domicilio, debe falsearla, de lo contrario, por muy bueno que sea su currículum, no le otorgarán el trabajo, así de simple. Desde ahí, nacieron los Jóvenes Combatientes. Combatientes por Vivir con Dignidad, desde antes de nacer. 
Ahora, solo quedan las “conmemoraciones”, ahora, son “otros los tiempos”…hemos dicho muchos. Y me gustaría, no hay nada que me gustaría más, que eso fuera así. Pero no, no es tan así. Cronológicamente, son “otros los tiempos”. Socialmente, no se avanza con la misma rapidez del tiempo. Y al primer atisbo de crisis, pierden los mismos de siempre, pagan la crisis los mismos de siempre, la cesantía y lo caro de los productos vitales de primera necesidad, se resienten en los mismos lugares de siempre. El hambre y la cesantía golpea los mismos hogares de siempre. El empresario retiene el capital, despide obreros, rebaja salarios arbitrariamente, exige la misma producción de 50 trabajadores a 25 que deja (y lo hace ver casi como un “favor”). Las fuerzas armadas, jamás sufren crisis. Sus sueldos los pagamos entre todos, pero a ellos no les llega la crisis. Y hablo de las fuerzas armadas, no de carabineros rasos, ellos, ellos son unos obreros más dentro de este engranaje. Con algunos privilegios propios de la institución, claro; como es la salud, y la vivienda, pero ellos son obreros del sistema, con sueldos miserables, casi igualando el salario mínimo –igual que cualquiera ciudadano- son nuestros hermanos de clase, (aunque ellos no han tomado conciencia de eso) y los mandan a reprimir al vecino, al hijo del vecino, al ex compañero de escuela, a la vecina del negocito de la esquina. Ellos, solo "cumplen con las órdenes", son un engranaje más de esta gran maquinaria. No se les puede pedir demasiado… no son seres pensantes… ese es un “privilegio” prohibido para ellos. Y si a las fuerzas armadas, no les llega la crisis económica, a nuestros “ilustres parlamentarios”, mejor ni hablar. Ellos, si que son INTOCABLES, gracias al esfuerzo y trabajo de todos nosotros. Pero “los tiempos son otros”. No se que tan “otros”… Pero sin duda los únicos que pueden hacer que los tiempos sean otros, son los Jóvenes, los Jóvenes Combatientes. Y el combate no solo se da en la calle, de hecho, actualmente ese combate dura solo lo que dura la marcha. Personalmente he estado en muchas de ellas. Y nunca me ha gustado la dinámica que se da en esa situación: La extrema violencia de todos los extremos (muchas veces, sin justificación real). La pérdida de sentido, contenido y razón. La utilización de todos contra todos. La división de colores… Y es por eso, que comencé este texto, diciendo que daría una opinión personal y que hablaría de un 29 de marzo gris, verde olivo, marrón, burdeo, rojo y negro. Como eterna estudiante de psicología social. Jamás, jamás avalaré un hecho de violencia gratuito. Las sociedades a través de los siglos se han formado y reformado a través de la violencia, es verdad. Pero llega un momento en la vida de un ser humano, en que ya no se quiere caminar en círculos, ya no se quiere repetir los mismos errores de “otros”… Ya no queremos ser peones de un sistema siniestro que sacrifica sangre ingenua e inocente, solo para beneficio de unos pocos. He visto con profunda tristeza, desconsuelo e impotencia; la forma en la cual se manipulan, se reparten guiones y actores en este circo social. He visto correr sangre inocente, que creía, y amaba nuestro sueño. He visto enarbolar banderas de héroes de hoy, que ayer fueron vapuleados, escupidos y “crucificados”, por querer mostrar un camino más claro que el caminar en círculo. He visto como se anima al enfrentamiento a la masa, al joven, al idealista, al romántico, al soñador… He visto como se lanza de “carne de cañón” a ingenuos jóvenes, a morir a manos de fieras instruidas para matar. 
(“El Pueblo debe defenderse, pero no debe sacrificarse, no debe dejarse acribillar”. Nos dijo Salvador Allende, en uno de los peores momentos de nuestra historia, como nación -1973-). 
Pero pocas veces, pocas veces he visto a dirigentes a la cabeza, defendiendo el ideal, la dignidad y los sueños de igual a igual que el resto del Pueblo. Para ser justa, diré que a la última dirigenta de verdad, que vi luchando codo a codo como todos los demás… Recibiendo palos, mojadas de guanacos, bombas lacrimógenas, encarcelamientos y atropellos varios - y tuve el privilegio de conocer- fue a Gladys Marín, que desgraciadamente, ya no está personalmente entre nosotros. Después de ella, no he visto nada. He visto, como los partidos políticos dividen a los jóvenes en vez de UNIRNOS. 
Y he llegado a la conclusión: 
Para que las cosas cambien, para avanzar, para proyectarse a un futuro de todos. Se debe trabajar con visión de futuro en verdad. Se debe abandonar el sectarismo (porque todos los partidos políticos lo tienen, no solo unos pocos, todos!). Mi mensaje para los jóvenes es utilizar la fuerza que tenemos entre las sienes. No dejarse influenciar fácilmente. Pensar por cabeza propia, pensar, pensar, pensar. Leer, leer, leer… educarse, ser autodidacta, ver, mirar, preguntar, comparar, cuestionarlo todo. Ver la historia, formarse una autocrítica personal y sistemática. En definitiva, ser Rebeldes, ser Revolucionarios en verdad. Pero no esa revolución malentendida que se maneja hoy. Revolución, no es ir a tirar una piedra a la Alameda 2 o 3 veces al año, no es tirar un molotov a la moneda y camuflarse en la multitud. Revolución, no es emprenderla contra un paco que encontramos descuidado en el paseo ahumada. Revolución, no es marchar a cabeza gacha, donde mande la organización o el partido, sin preguntarse ni cuestionarse nada, sin que su opinión sea también considerada. Revolución, no es caos eterno. Revolución, no son solo conmemoración de “fechas especiales”. Revolución, no es llevar una polera del Che o de Allende, no es aprenderse un discurso o una frase de memoria. Revolución, no es andar homenajeando Héroes. …Y luego, irse para la casa… Luego de tirar la piedra, esconderse en la masa, recibir los palos, los gases lacrimógenos, que te moje el guanaco, exponer tu vida estérilmente, irte preso un rato… y YA! Sería todo. Eso, no es Revolución. Eso, es darle chance a la prensa burguesa (para desprestigiarnos, aunque siempre lo harán… pero para qué facilitarles el trabajo?) para que diga que los jóvenes, son solo un puñado de antisociales, de resentidos sociales, unos delincuentes sin ton ni son. Unos bándalos. Y la “otra prensa”, amarillentiar el hecho, ser sensacionalista y decir: “íbamos pacíficamente… y nos provocaron”. Y aunque sea verdad, eso no es pretexto para no quererse así mismo, para exponer la vida, mientras “otros”, ven la Lucha desde el balcón de alguna organización. No es pretextos para ser la plataforma “voluntaria” de unos pocos privilegiados que le sacan el jugo al sistema. No, eso no es Revolución. La Revolución, es fomentar los cambios, pero con organización y razón. No es el momento de exponer la vida, no es el momento de morir… no es el momento de jugar al héroe ni al mártir. Es el momento de Luchar Trabajando por la Unidad de la clase Trabajadora, estudiantil, obreros en general (porque el ejecutivo medio y la secretaria de la oficina “x”, también es un obrero más dentro de este engranaje social, le comunico) Es hora de Organizarse como es debido. Es hora de dejar de ser simples “moneditas de cambio”, “carnes de cañón”… Ya no debemos ser más la “hoguera ingenua contra las fieras”. Y no estoy proponiendo la eterna y estéril lucha de clases de antaño, ni un estado de anarquía propiamente tal. Estoy proponiendo un reconocimiento de clase, de verdad. Una Organización real, dentro de los lugares de trabajo, en el vecindario, la población, las juntas de vecinos, el colegio, las Universidades, etc, un dejar el miedo atrás y atreverse, porque nadie lo hará por nosotros. Un exigir EQUIDAD, Justicia Social e igualdad en los Derechos Sociales, igualdad real de oportunidades. Y dejar atrás este arribismo maquillado que existe en mi Chile actual, reconocerse… que si se es secretaria, vendedor, asistente, etc, no se es más que la señora que hace el aseo en la misma empresa, en la cual todos trabajan. Por lo tanto, somos todos trabajadores, obreros, hermanos de clase. Y necesitamos UNIRNOS, para Luchar Juntos, por una Sociedad más Justa para Todos. Las divisiones que nos ha impuesto el sistema capitalista, solo generan violencia, odios, rencores, egoísmos y desigualdades sociales a gran escala. No se construye nada con ser sectario o arribistas (que es otra forma de sectarismo también). Se debe mirar fuera de tintes políticos y de arribismos maquillados. Se debe mirar de frente a nuestro semejante, reconocerse en él, como en si mismo. Y desde ahí, construir juntos un mañana digno de ser vivido. Pero eso solo se consigue utilizando la fuerza que tenemos entre las sienes y escuchando al corazón. Instruyéndose, educándose, opinando, hablando, alzando la voz Unidos y sin miedos dentro de nuestros partidos u organizaciones, hacer valer nuestras ideas. Somos Jóvenes, y es normal ser Revolucionario (lo anormal, sería no serlo), y ya es hora de romper los esquemas y dejar de repetir el circulo vicioso que nos tiene estancados desde hace más de 30 años atrás! (tan conveniente para unos pocos) 

Por último, y acercándome más a la actualidad y hechos recientes, diré lo siguiente: Se acercan las elecciones Presidenciales. Y en chile hay más de 2 millones de personas que no están inscritos en los registros electorales. Un tercio de ese porcentaje, pertenece a jóvenes entre 18 y 30 años. Personas que ya no creen en nada, en nadie. Gente que perdió toda la fe, en todos los políticos y “líderes” de todos los sectores de la política, y con justa razón. Pero ese porcentaje de votos, está ahora en la codiciosa mira de todos los sectores políticos. Y está bien, porque ese porcentaje es capaz de dar vuelta las elecciones, para el lado que sea. Y sería bueno rescatar ciertos “principios democráticos” que solo se pueden manejar con información y con la cuota de responsabilidad cívica y social que nos corresponde a todos y a cada uno de los ciudadanos de nuestra sociedad. Si usted vota por un candidato “x”, (ya sea para Presidente o Parlamentario) está claro que también es su responsabilidad, antes de votar, y sobre todo en esas campañas personales que suelen hacer estos señores, cuando “descienden desde su altar”… Pregúntele, infórmese sobre su programa social, (…si es que tiene uno…) platéele sus inquietudes como vecino, como ciudadano, identifíquele el partido político al cual representa -y tome nota- La junta de vecinos, también es una buena instancia participativa y un buen instrumento ciudadano- Tome nota de las “promesas” de ese candidato, si sale electo, organícese como ciudadano y exija durante todo su periodo de mandato, que cumpla con sus promesas, si no lo hace, a la próxima elección castíguelo con su voto y además comuníquelo con todas personas que conoce, publíquelo por todos los medios posibles –sea responsable con su deber ciudadano- NO VOTE POR ÉL, no importa del partido que sea. De esa manera, verá como aprenden más rápido de lo que usted cree; que el ciudadano no es tonto y sabe informarse, se valora como persona integrante de una sociedad y sabe, ha tomado Conciencia que su Voto vale y mucho. Es simple, pero es una técnica que se, a ciencia cierta que da muy buenos resultados… * ¿A qué le tiene más miedo un parlamentario, presidente de organizaciones, partidos políticos o “pretendiente” presidencial de un país? ¡Exacto! Le tiemblan sus débiles piernitas de solo pensar, que le quitarán su adorada sillita de poder, donde deposita su sucio, flojo y corrupto trasero! … Así de simple, y esa es la más absoluta verdad. La fuerza la tiene el Pueblo, las bases, de cualquier organización social, tienen el poder, no sus dirigentes de turno. Ya es hora que todos tomemos Conciencia Real de esto. De esta manera, y apostando al futuro… Queriendo romper el círculo y apostando a la sangre Joven, es que he querido plasmar mi humilde visión para el día del Joven Combatiente y las Luchas que realmente valen la pena dar. Sin olvidar, bajo ninguna circunstancia de agradecer infinitamente a esa noble generación de “hogueras ingenuas” que ardió en llamarada clara, contra las fieras. Para alumbrar el camino y enseñarnos a romper esa nefasta cadena que nos había impuesto la dictadura. Y nos dejó como misión irrevocable, recomponer el tejido social, quemado y roto por sucias manos fascistas y enguantadas. …Para seguir sembrando la Vida, las flores y construyendo los Sueños.

8 comentarios:

IndeLeble dijo...

Querida Nora , y mañana acá se "celebra" con un feriado el día de la peor dictadura genocida y el "pueblo" feliz porque mañana no trabaja , descansa con sus amigos , familia...
Como nos han engañado , desfraudado y siguen , es vergonzoso .
Un abrazo fraterno mi querida compañera !!

caselo dijo...

Mi cumpa tan querida, no cabe duda de que tu texto debería ser multiplicado en todos los sectores de tu país y de latinoamérica. Diste en el clavo: la revolución no se hace así, es necesario pensar, organizarse, escuchar, ser escuchado y analizar. Cuanto sentido común hay en cada una de tus frases. Precisamente porque los poderosos, los oligarcas, los que se creen dueños de todo se organizan es que tienen la facilidad de doblegar a la mayoría. Esas ideas que expresas con tanto acierto son las mismas que siguen ellos a su manera. Claro, también cuentan con la fuerza de las armas, sin embargo lo que de verdad aprovechan es la falta de interés de la mayoría. No dejarse manipular implica cambiar la visión acerca de la realidad, estudiar, reflexionar, compartir con los demás, conocer el lugar físico y simbólico que ocupamos. Y eso se logra despertando consciencias que están dormidas o-lo que es peor- anestesiadas. Y te felicito también porque tu texto no cae en lo panfletario; me refiero a esas consignas llenas de odio y resentimieno. Me complace porque es una invitación sencillas y a la vez muy bien sustentada para dejar de lado la pereza, el miedo, la ignorancia, el conformismo y la indolencia. Si los electores de tu país que no piensan votar por cualquier razón conocieran este post, te aseguro que muchos cambiarían de opinión e irían a las urnas. Es increíble como los que no votan nos quitan la oportunidad a quienes lo hacemos de protestar mediante un sufragio y cambiar el orden de las cosas.

Mi Nori quedo feliz de leerte, muy emocionado y orgulloso de ti.

Un fuerte abrazo fraterno mi cumpa del alma. Te quiero millones

Carlos Eduardo

De Angel a Hombre dijo...

Norita:

No quiero parecer zalamero, por que se que a usted eso le carga, tratare de hablar tal cual soy como usted me conoce.
Es una fecha lamentable, de mucho dolor e ira, de una sociedad perdida, de una juventud violada y truncada por la esquizofrenia en ansias del poder de los opresores, cuantos jóvenes abatidos quedaron con una lagrima en sus mejillas por luchar por el ideal y el derecho civil de todos, cuantas madres sin consuelos, cuantas periferias estigmatizadas hasta el día de hoy por semejante atropello.

Hoy se ha vapuleado mucho con la imagen de estos dos jóvenes principalmente, muchos han sacado provecho de manera asquerosa, tantos apoyan los actos de rebeldía incitando a la hermandad en la lucha a la luz del día, pero cuantos se esconden en la noche como ratas, cuando apagan la luz y el opresor calla a quien no quiere escuchar.

Quienes hemos vivido en poblaciones sabemos de ello, quizás no la historia en si o el trasfondo, pero si la humillación es la misma.

Gracias por llevar a la palestra estos temas crudos con altura de mira, su compa de siempre, el de los cables pelados…

PD: De señales de vida quiere.

salvadorpliego dijo...

Permíteme ponerme de pie y aplaudir, aplaudir, aplaudir, sin descanso aplaudir, como un ciego palpitando al escuchar sus pasos, como un labriego que deja en cada surco su semilla, como aquel marino que no agota la ola cuando iza su vela y vuela a la deriva… Déjame aplaudir por ellos y por ti, de pie y rabiando o chillando en mis adentros…

Motita dijo...

Noraaaaa!!!

Este es tu blog? Hola :-D

Te felicito por la fertilidad de análisis e escritos que tienes

Chausssssssss

Morelia

Armida Leticia dijo...

Un recuerdo y un homenaje hermoso a dos jóvenes valientes. Te dejo un saludo desde mi México lindo y querido.

Roxanne dijo...

Me impresionó mucho lo que volcaste en este post...

Muy rara vez estoy tan de acuerdo con una persona acerca de la idea de ser revolucionario... Para la mayoría de los pseudomilitantes pseudorevolucionarios de pseudopartiditos izquierdosos hacer la revolución pasa por tirar un par de molotovs y algunas piedras en algunas marchas(usar la cabezita para pensar, eso queda para los intelectuales, ellos son gente de "acciones"), pero cuando verdaderamente tienen que poner el cuerpo para algo en serio, terminan vendiéndose al mejor postor...

Por desgracia acá los dirigentes también dejan bastante que desear, poniendo a las bases como carne de cañon, buscando martires asesinados para conseguir sumar adherentes a su "lucha", que termina negociada por un par de monedas...

Izquierda y derecha funcionan casi de la misma manera... Sólo unos pocos realmente se la juegan (con inteligencia y perseverancia), pero como son pocos no pueden hacer demasiado...

Ya cambiará... algún día la gente abrirá los ojos y dejará de conformarse o de mirar para el costado... y van a temblar los que tienen que temblar, y van a tener miedo los que tienen que tener miedo...

El 24 (fecha funesta en nuestro país como menciona IndeLeble), algunos aprovecharon para visitar amigos, yo también, fui a ver a un amigo que está detenido aprovechando el "feriado". Después me preparé para ir a la marcha y reencontrarme con mucha gente copada de la universidad y otras tantas... y mucha gente aprovechando la camiseta del 24 para hacer propaganda partidista (nefastísimo)...

Un fuerte abrazo desde las tierras sureñas argentinas.

Roxanne

Emanuela dijo...

Olá linda amiga lutadora...
Vim deixar-te um beijinho e desejar um bom fim de semana.