Translate

lunes, 13 de julio de 2009

Eclipsando...



Y se me asoma la muerte en los ojos... y cae la noche sin luna, ni estrella en el cielo.
Hemos caminado tiempos infinitos...
Y no te pido que me entiendas,
solo que me acompañes, si así lo quieres.

Quisiera que no sueñes con horizontes dorados.
Te pido que no endilgues mis pasos hacia
las minas del Rey Salomón...

Prefiero caminar por la playa descalza
Prefiero sentir la arena en mi piel...
Adivinar el vuelo de una gaviota.

No, no marques mis pasos de dorado...
Así, no soy feliz.

Prefiero sentir la brisa en mi pelo;
contemplar la luna, dibujar las nubes...
Atrapar estrellas, jugar con luciérnagas...
Proyectar mis Sueños.
Amarte en la hierba, revolver tu pelo,
contemplar tu sonrisa... acariciar tu vida,
abrigar tu existencia, como ayer... como siempre.

No, no me pidas presumir de un "don" que no existe.
En la paz y en la guerra, hemos amado.
No me pidas que entierre los sueños,
para "elevar la vida".

Porque mi vida sin sueños no es vida.

Y se me asoma la muerte en los ojos,
y se me opaca la piel y el cabello...
Y cae la noche sin luna, ni estrella en el cielo.

4 comentarios:

espronceda dijo...

Nori: yo me quedo sin ninguna duda con:
Y se me asoma la muerte en los ojos,
y se me opaca la piel y el cabello...
Y cae la noche sin luna, ni estrella en el cielo.
¿ Será porque me está ocurrendo a mí?

Un beso

Sandra dijo...

Yo necesito caminar por la playa, sentir la arena en mi piel y dejar perder los pensamientos en lo profundo del mar.. que lo necesito de verdad!
Besossss, buena semana!

Sandra... dijo...

Nora, Nora.. no son las 11 de la mañana en Argentina y ya es el tercer lugar en donde me dicen que escuche a mi corazón y me deje fluír... tendré que hacer caso!
Un beso♥

caselo dijo...

Bueno ya me puse al día jejejejeje. Veo que la poesía manda ahora. Pero ¿sabes algo? Siempre ha sido así mi cumpa del alma. Tus palabras son deliciosas pinceladas de colores, sueños y sonrisas.

Abrazo de oso, besito de mago... y ladrido de Cannabis. Guauuuuuuuuuuu

Carlos Eduardo