Translate

lunes, 12 de octubre de 2009

Hubo un tiempo...



Hubo un tiempo en que mi alma se quedó anudada...

Hubo un tiempo en que anduve derramada en tu camino...

Hubo un tiempo en que mis lágrimas surcaban el camino de tus pasos...


Hubo un tiempo, en que te amé más que a mi vida

Hubo un tiempo que sin ti, mi aire se espesaba...

Y el cielo se ennegrecía...


Hubo un tiempo en que me dolías hasta los huesos.

Mi corazón se detuvo en tu tiempo...

Y mi cuerpo se deslizó solo con gajos del alma hasta ahora.


Pero ya todo pasó... El alma se desnudó

El disfraz de reptil se calló... Y he vuelto ser Humano.

3 comentarios:

espronceda dijo...

Mi querida hermana: precioso poema que expresa un sentimiento ya pasado, pero en su momento muy intenso.

Un fuerte abrazo desde aquí

María Marta Bruno dijo...

Volver a ser humano...

No es poca cosa, Nori, debe ser lo más doloroso de todo.

Bello poema.

Un abrazo compañero.

salvadorpliego dijo...

Muy original ese cierre. Un gusto leerte. Saludos.