Translate

miércoles, 4 de febrero de 2009

...Te vi.

Pala, escoba en mano Overol, y sueldo mínimo! 
El otoño te atrapó, sin siquiera darte cuenta... Hombre de manos quebrantadas
Piel madura de soles implacables. Con paso sumiso... y resignado por los años –que no perdonan- Nadie te miró pasar… Caminas entre “parques industriales” entre bolsas y negocios, entre danza de millones. Yo te observo, desde la cúpula del “peón hormiga” … 
Veo tus años –y los míos- me imagino tu casa, tu mujer, tu descendencia… 
El cobre, se “estanca” 
La bencina sube y baja – más sube que baja- 
El dólar, es cadáver putrefacto! 
Llueven las alianzas políticas 
El “crecimiento con igualdad” y esa alegría que nunca llegó. 
¿Y tus problemas…? A nadie importan! 
No, “el sueño del pibe”, nunca fue para ti. ... 
Tu dignidad pisoteada. Entre danzas de millones y “progresos” 
Entre pijamas de sedas y franelas… 
Entre el caviar y el hambre, estas tú. 
Sacas la basura de todos, y nadie ni siquiera te trata como un ser humano. 
Entre sueños, pesadillas y desvelos: Ahí estas tú.

7 comentarios:

woman in love dijo...

un otoño de hojas secas da paso un blanco invierno lleno de deseos

besos

caselo dijo...

Mi cumpa del alma, ahí está, como tantos seres humanos que no encuentran un lugar decoroso en este injusto y cruel engranaje económico y social. Lo vi también mi niña pero en la periferia, nunca en el centro. Porque la mayoría de personas no quieren escuchar ni conocer a los que viven en esa periferia. ¿La razón? Porque les da miedo lo que van a descubrie y sentirían verguenza de sí mismos.

De Angel a Hombre dijo...

Por que son los pobres entre los pobres, los que con manos asperas dan una caricia de amor, aquellos que no tienen nada pero lo dan todo.

¡¡¡Dignidad!!!
¡¡¡Respeto!!!
¡¡¡Igualdad!!!

Quizas ninguna de estas tres palabras estan en las chequeras de los abusadores, pero si en la mirada del pobre, quizas por eso Jesucristo nacio en un pecebre y no en un templo.

Un beso obrero para usted.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Tal vez los postergados, el "hombre que está solo y espera", de Scalabrini Ortiz, entiendan la abnegación del colega de desventuras.
"Qué puede ofrecer un peón
que no sea su pobrezas
a veces me da tristeza
y otras veces rebelión!
En más de una ocasión
pensé en hacerme perdíz
para ver de ser feliz
en algún pago lejano
pero la verdad, paisanos,
me gusta el aire de aquí"
(Atahualpa Yupanqui)
"Oie", mi Chilita, su Kumpa está triste pero lo abrazó su poesía.
Besos del REL

Armida Leticia dijo...

En nuestra América Latina, así es, esa foto podrías haberla tomado en México, el uniforme es parecido, hasta del mismo color...y los sueldos, el mínimo del mínimo, ya no alcanza para nada, y con la crisis mundial...

Saludos desde México.

Edgardo dijo...

No importa, que va a importar, son variables de ajustes, válvulas de escape que controlan el flujo, son, tan solo son, un numero triste de la producción, una estadística mas del ministerio de Economía, nuestra deuda interna y moral, nuestra deuda como humanos.

Ellos son, los que hacen el trabajo que a nadie le gusta hacer, ellos no son nada… como lo iban a ser, si ahí los vez, en la calle, con esos trabajos insignificantes. Nadie sueña sus sueños, nadie vive su realidad.

Malditos hipócritas, maldito sistema capital.

Duele tanto pasar por ahí, fabricas, empresas, bancos, supermercados, hombres de traje, hombres con traje, hombres policías, hombres ladrones, hombres que barren el piso y otros hombres que se arrastran por el, hombres que viven en rascacielos y otros que se acomodan en la vereda. Todos juntitos, y en el mismo barro, todos manoseados.

Hermana, amiga, compañera, duele tanto ver, caminar, entender, duele tanto esta realidad que se hace tan difícil respirar.

Te dejo un beso gigante.

HologramaBlanco

josé dijo...

Nada es semejante a la pena de los que son olvidados, o lo que es más doloroso, ser deshechados por la indiferencia..