Translate

martes, 20 de enero de 2009

Un solo ladrido.


Tras las rejas verde olivo, estas tú;
ladras y amenazas con morder los sentimientos.

Perro viejo amigo de si mismo…
Sacias el frío, el hambre y la sed, en lo fraterno.

Maldita amnesia canina!
Amenazas con morder los Sueños otra vez

¿Cómo morderás al viento?
¿Cómo rasguñarás a la luna?
¿Cómo detendrás la ráfaga del fusil de flores?

Quédate en tu cárcel de estéril ilusión!

… Aunque quieras, ya no puedes herirle.

4 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

Pero alejate de esos perros, transmiten la rabia con su turbia mirada. ...y raguñan la luna que alkumbra los patios, y ensucian la brisa con su mal aliento.

Abrazo, Nora, Chilita del alma.
Besos

De Angel a Hombre dijo...

Mmmm y si de plano eliminamos el perro, solo bastaria con una inyeccion que no lo haria sufrir, mas que mal la justicia solo duele a los injustos e impuros de alma...

decisiones para la vida dijo...

Norita:

De vuelta a la vida bloggera, qué bien, me gustó tu post, pero salvo error u omisión, los perritos tienen una memoria olfativa imborrable, puedo equivocarme, aunque el perro del relato es mejor como dice Pepe...

Cariños,

Mona

Edgardo dijo...

Hola hermana del alma, amiga mía. Que bueno que regreses (aunque nunca te fuiste para mí, ni para nadie), es bueno tener a alguien como vos dando vueltas por nuestras vidas, por la red, por las calles, por el cielo, pero sobre todo, por LA TIERRA.

El mundo se va encerrando en fronteras, en colores, en ideas, en horrores, el hombre se pierde en sombras, tras esquinas abandonadas, olvidando de donde vienen, quienes son. Los viejos perros están ahí dirigiendo todo, manejando todo, no abandonan su minúsculo punto de poder, y decrépitos todavian molestan al común, al grupo, al pueblo.

“Tras las rejas verde olivo, estas tú” asfixiando sueños, deseos, sentimientos que nos acerquen, que nos rediman, que nos eleven y nos hagan humanos. Lejos, la piel se enfría, y en ese frío los sueños se van estrellando contra las heladas rejas que nos encierran, y quedamos llorando, esperando que las cosas sean diferente, simplemente queriendo LIBERTAD para estar a tu lado, a su lado, bajo los árboles de nuestro jardín, de nuestra patria querida.

“ladras y amenazas con morder los sentimientos”, como no íbamos a ladrar, como no voy a gritar, a elevar los puños al cielo y arrojar mi fuego, si estoy aquí encerrado, obligado a permanecer entre estas paredes, en esta jaula invisible, de modas, modelos, de ordenes, generales e hijos de puta que torturan nuestras almas.

“Perro viejo amigo de si mismo…
sacias el frío, el hambre y la sed, en lo fraterno”, vamos caminando y se que hay gente, héroes, mitos, viejos amigos, compañeros y padres que saben lo que se necesita hacer, lo que le hace falta al pueblo, y saben como conseguirlo, que pedir, vamos, con ellos, siempre de la mano, en espíritu, en alma, recuerdos, presentes de nuestras palmas, de nuestras manos que sangran, no importa que sigan también los mismos viejos enfermos dando directrices, se puede cruzar el cerco, se puede doblegar sus palabras, sus fuerzas, su arrogancia y estupidez. No son tan imprescindibles como se creen, ni tan inmortales, ni tan inteligentes.

“Tras las rejas verde olivo, estas tú”, es que nunca dejaran el poder central, la oligarquía que dirige a los generales, presidentes, fantoches muñecos de trapos, siempre estarán diciendo donde debemos estar, que debemos decir y sobre todo, ORDENANDO QUE SEAMOS ESCLAVOS DE SUS CAPRICHOS, SIMPLES NUMEROS, SIERVOS, FUSILADOS O DESAPARECIDOS. Y pese a todo, a ellos, a nosotros, pese a lo que suceda debemos ladrar, gritar, intentar morder sus manos, para soltarnos. De nosotros depende lo que suceda. No hay poder tan grande que pueda doblegar el arrojo del pueblo, ni resultado mas triste que evite que nos levantemos.

Aquí estas vos, y estoy yo, estamos todos, intentando ladrar, mostrar, pelear, intentando abrir las jaulas, romper el cerco que tanto duele, ese color horrible de verde que tanto daño nos hizo. El viejo perro ladra, NOSOTROS TAMBIEN LADRAMOS, el viejo perro muerde, NOSOTROS TAMBIEN SABEMOS MORDER. No hay demasiada diferencia en las cosas, salvo la maldad que algunos anidan en sus corazones. No hacen demasiado. Ya les va a llegar la hora, mientras le llega hay que saber escapar de su mordida, de su fea mirada, de su instinto extraviado. Solo con algo de astucia se puede lograr doblegar su fiereza en el momento preciso, hay que tener calma, hay que saber observar, hay que estudiar sus movimientos, y estar lucidos en el momento de asestar el golpe (que no necesariamente tiene que ser de gracia, no estamos tan enfermos como son ellos).

Ello no quieren a nadie y nunca conseguirán que alguien los quiera. Todo lo que tienen lo tienen o por la fuerza, o porque lo compran, no es lo mismo cuando uno da algo obligado por una orden, que si lo da de sentimiento. Ellos no saben que es sentir, solo saben maldecir.

Siempre hay amnesia canina, humana, colectiva. ¡Esa maldita amnesia que hace que repitamos siempre la misma historia! Parecemos idiotas. Y aunque termine la amnesia mordiendo los sueños, no pasa nada, como aquellos viejos guías


¿Cómo morderás al viento?
¿Cómo rasguñarás a la luna?
¿Cómo detendrás la ráfaga del fusil de flores?

Cada pregunta encontrara su respuesta cuando llegue el momento. En esos instante se darán cuenta que no pueden todo, que no saben todo, que no tienen el poder aunque lo detenten. El tiempo, el espacio, el viento, la luna no tienen dueño, y el pueblo tampoco lo tienen, ni los militantes del partido, solo hace falta despertarlos, mostrarles la verdad, enseñarles el poder que cada uno en particular y todos juntos en general tenemos.

MUY BIEN DICHO COMPAÑERA, HERMANA, AMIGA, QUE ELLOS SE QUEDEN EN SUS CÁRCELES DE ESTÉRIL ILUSIÓN. ES EL MOMENTO DE SALIR ADELANTE, DE COMENZAR DE NUEVO.

SUS LADRIDOS LASTIMAN PERO NO MATAN, MUCHO MENOS, DEBEN MANEJAR NUESTRO DESTINO.

porque aunque quieran…, ya no pueden herirnos, vos estas tan lejos de ellos que es imposible que puedan lastimarte de alguna manera, solo hacía falta que te dieras cuenta de eso.

Te dejo este beso enorme y estas gracias infinitas por estar ahí siempre, por ser como sos. Te debo la otra parte del mail que alguna vez comencé a escribirte, por lo pronto ya conteste tu comentario en mi rincón de reflexión y pude escribirte en tu maravilloso espacio. De apoco vamos acomodando las cosas para tener una comunicación mas fluida..

HologramaBlanco